Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ficha de Nanashi no Tsukaima.
Miér Oct 26, 2011 5:01 pm por Yuuki

» Ficha Kyoya [proceso]
Dom Sep 04, 2011 8:48 am por Yuuki

» ¿Que opinas del de arriba? ~~
Mar Mayo 31, 2011 8:36 am por Sebastian

» Confiesa...
Mar Mayo 31, 2011 8:34 am por Sebastian

» ¿Qué le harías...?
Sáb Mayo 14, 2011 6:58 am por Kamui

» El user tras el pj
Jue Mayo 12, 2011 7:00 am por Andreus Eryx

» Wish house orphanage
Sáb Abr 30, 2011 6:30 am por Ayase Yukiya

» Diccionario japonés~~
Sáb Abr 16, 2011 5:38 pm por Sebastian

» Se busca...
Jue Abr 14, 2011 5:40 pm por Kamui

Compañeros
Imitation Black
Shiki Rol
Mokresanje
Imitation Black
Insomnia Yaoi
Riformatorio Pandora
London Gilde
Crear foro
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar

Andreus Eryx .-

Ir abajo

Andreus Eryx .-

Mensaje por Andreus Eryx el Sáb Mar 26, 2011 12:41 am

Nombre Completo: Andreus Eryx

Edad: Aparenta 27; Real 249

Preferencia: Seme fértil

Ocupación: Maestro de armas de los Kirikishi

Descripción física: Tiene el cabello más abajo de las caderas y, al igual que sus ojos, del color de la luna. De tez blanca y lisa como la porcelana. De contextura delgada y firme, con sorprendente agilidad a pesar de su alta estatura. Mide 1,82 y pesa 72 kg.

Ropa cómoda y flexible, en ocasiones algo ajustada para contar con mayor movimiento, de colores lisos y oscuros.
Lleva botas largas negras, guantes blancos o negros y siempre carga armas de algún tipo, ya sean dagas cortas o un Tachi (espada más curva y larga que la Katana)

Descripción psicológica: Lo primero que resalta en él, con sólo verlo, es el enorme orgullo que lo domina, a pesar de eso por situaciones o personas que realmente lo ameritan estará dispuesto a doblegarse.
Es infantilmente narcisista e impaciente, lo que generalmente le trae problemas porque eso hace su ánimo fácilmente exaltable.
Extremadamente leal, los compromisos rotos para él tienen castigo de muerte. Inconcientemente desdeñoso con el resto y en ocasiones mal hablado.
Acérrimo fanático del chocolate negro, si lo pusieran a escoger entre la sangre de un hermoso joven puro y una barra de chocolate… dudará(?).
Astuto e insistente, además de motivarlo cualquier desafío, por muy estúpido y pequeño que sea.

Su permanente sonrisa calma puede engañar a simple vista, ya que es como si siempre fuera apacible, pero al momento de luchar y cuando está con gente que le agrada suele demostrar la inagotable energía que tiene (a veces hasta irritante).

Habilidades:
*Puede transformar la materia que toca en sombras, al igual que su cuerpo completo o partes de éste (lo que le permite desintegrarse y materializarse en algún otro lugar)
*Manejo absoluto y perfecto de las armas de combate cuerpo a cuerpo.

[Por supuesto, todas las habilidades disminuyen en efectividad si no se encuentra bien alimentado o completamente sano.]

Gustos: el chocolate negro, la música de las cajas musicales, ver sangre y que le alaben.

Disgustos: los libros, las personas demasiado extrovertidas (parecidas a él), los cobardes y el verano (principalmente por que la luz del día es más prolongada).

Historia:
Nació y creció en una villa lejana al norte y cruzando el mar de la que vive ahora, cuando los Kirikishi rondaban por esos distritos.
A corta edad había empezado a mostrar interés por las armas, al punto de ser castigado en variadas ocasiones por tomar sin permiso alguno la espada que gravemente guardaba su padre como reliquia, para jugar sin cuidado con ella, cortando a diestra y siniestra lo que se le cruzara en camino.
Una mañana, cansado de haber estado casi tres días castigado en su cuarto, como un acto de rebeldía infantil, decidió escapar de ahí para internarse en los bosques que circundaban la pequeña ciudad. Corrió feliz por entre la vegetación que se volvió, sin notarlo, más espesa. Los árboles parecían todos iguales y ya no sabía de donde había venido; estaba perdido.
Encontró un claro en el bosque donde la hierba cubría el suelo libre de raíces sobresalientes que durante todo el trayecto lo habían hecho caer y sangrar, se sentó en ese lugar con el pensamiento pesimista de todo niño que reconoce un mal acto, se sentía abandonado a su suerte y no sabía que hacer.
Ya era mediodía y el sol se encontraba en su punto más alto cuando ya cansado de llorar Andreus siente un ruido ajeno al bosque, de entre la sombra de los tupidos árboles divisó la figura de un hombre. Inmediatamente recordó las palabras que su madre tan afanosamente repetía “No hablas jamás con extraños… menos con los que no se muestran al sol”, pues los rumores de los Kirikishi tomaban un aire más crudo entre la gente y el temor se hacía colectivo.
El hombre lo invitó a acercarse, pero el niño se negó, ante esto con total naturalidad el extraño dio un paso y cruzó el claro a pleno sol para llegar frente a Andreus.
Por este acto tomó una estúpida confianza con él, grave error puesto que era un miembro de los Kirikishi. Si bien no era un Shiki, era un Hombre Lobo.

El extraño le ofreció ayuda pero en vez de cumplir con llevarlo donde sus padres lo llevó hasta la mansión donde se encontraban otros como él.
Vivió primero con un permanente estado de terror, realizando tareas domésticas o cosas comunes. A medida que pasaba el tiempo y él crecía se iba sintiendo en su hogar, uno fuera de los normal y muy diferente al suyo, pero un hogar al fin y al cabo.
Presenciaba terribles atrocidades que a pesar de no tener la madurez suficiente las aceptaba.

En la jerarquía Kirikishi no era más que un sirviente humano, que sufrió humillaciones y denigraciones que en lugar de debilitarlo hicieron sus determinaciones más fuertes: Quería ser uno de ellos, a pesar de que tuviera que renunciar al día.

Gracias a su destreza con las armas comenzó a sobresalir y se libró en varias ocasiones de ser la merienda de la tarde, hasta que, convirtiéndose en el favorito de uno de ellos, consiguió ser transformado.
Su estadía como Shiki en ese lugar fue breve, pues pronto emprendió un viaje por una infinidad de lugares; aprendiendo, creando y aplicando técnicas de lucha con espadas; participando en guerras sólo por el gusto a combatir; y dejando la presencia de los Kirikishi por donde pasaba, convirtiéndose en un destacado maestro espadachín.

Tiempo después, por la misma orden de ellos, fue enviado a una villa que recientemente contaba con la presencia de los de su raza y Hombres Lobo, con el propósito de adiestrarlos en el arte de las armas, sin tener tiempo definido de estadía.

Anexos: A pesar de que pueda aparentar ser un Shiki cruel y sin misericordia es alguien que aprecia las buenas intenciones y se sensibiliza con facilidad, pero no lo demuestra. Tiene un fuerte sentimiento de protección con las personas que aprecia.

Imagen:
Spoiler:



Spoiler:



“Un corazón partido es un alma dividida”
avatar
Andreus Eryx
Shiki/ Maestro de armas de los Kirishiki

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 25/03/2011
Localización : Entre las sombras~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.